OBTENGA GRANDES BENEFICIOS

Guía del descanso II: confort en casa  o de viaje
09/enero/2017
luna y sueño
Luna y sueño: la relación entre dormir y las fases de la luna
17/enero/2017

¿Qué es el colecho? Ventajas y desventajas de dormir con sus hijos

colecho

Una de las decisiones que deben tomar los padres es si compartir o no la cama con su bebé. Las opiniones acerca de la práctica del colecho son diversas, aquí le contamos qué dicen los expertos al respecto y las ventajas y  desventajas de dormir con sus hijos.

El colecho es la práctica de compartir la cama con los hijos, especialmente con los bebés recién nacidos. La idea es que el bebé duerma dentro del rango de alcance sensorial del adulto responsable de cuidarlo, casi siempre la madre.

 

¿El colecho es seguro?

Este es un debate que ha generado gran cantidad de opiniones durante algún tiempo ya. Hay quienes afirman que se trata de una práctica que pone en riesgo la salud del bebé y que se encuentra asociado al Síndrome de muerte súbita del lactante (SIDs).

Actualmente la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés), aconseja no adoptar el colecho, precisamente citando estudios que lo relacionan con el SIDs.

Indican que siempre existe la posibilidad que el bebé se caiga de la cama, sea aplastado por uno de sus padres, se acalore a niveles peligrosos o se asfixie.

Por su parte, hay quienes lo defienden como un método que facilita y promueve la lactancia materna,  así como los vínculos afectivos entre los padres y el bebé.

Tal es el caso de Unicef, que se pronunció ante los estudios y las recomendaciones de la AAP indicando que no cambiarían su postura respecto al colecho.

Unicef indica que hay mucha evidencia que demuestra que la alimentación con leche materna y el colecho comparten un estrecho vínculo. Por lo que antes de desaconsejar esta práctica, prefieren explicar a los padres cuáles son los riesgos y beneficios. De esta forma los padres pueden tomar una decisión informada y minimizar los posibles riesgos al compartir la cama con el bebé.

 

Ventajas del colecho

Los padres, pero sobre todo la madre, tienen mayores posibilidades de dormir más. Cuando el bebé está al alcance del brazo, lo único que debe hacer la madre para alimentarlo es ajustar su posición en la cama. De esta forma no es necesario encender la luz o salir de la cama, interrumpiendo totalmente el descanso.

La Organización Mundial de la Salud afirma que la lactancia materna es la forma ideal de alimentar a los niños para un crecimiento y desarrollo saludables. Está demostrado que el colecho promueve esta práctica, con enormes beneficios para la salud del bebé.

Para los bebés resulta reconfortante la cercanía de su madre, es la primera voz y rostro que reconocen. Para ambos padres, sobre todo aquellos que trabajan durante el día, el colecho les ofrece la oportunidad de tener el tiempo de formar fuertes vínculos afectivos con sus hijos.

 

Desventajas del colecho

Los padres que optan por el colecho tendrán menos tiempo para la intimidad, lo que podría derivar en resentimiento en uno o ambos.

Es posible que el sueño de los padres disminuya en calidad. Al dormir con un bebé el sueño se aligera, porque se está pendiente de sus necesidades. Usted podría despertar al menor sonido, gas o patadita.

El colecho puede hacer que trasladar a los bebés hacia su propia habitación más adelantes sea difícil. No solo para los pequeños, sino también para los padres.

 

Recomendaciones para el colecho seguro

De acuerdo a Unicef, el lugar más seguro para que un bebé duerma es en una cuna junto a la cama de sus padres. Pero si usted opta por compartir la cama por su bebé, estas son algunas de las recomendaciones que brinda:

  • Dormir en el sofá con el bebé es peligroso para la vida del bebé.
  • El bebé no debe compartir la cama con cualquier persona que sea fumadora o haya consumido alcohol o drogas.
  • Si la madre está enferma o tiene alguna condición que cause que no se despierte en respuesta a una necesidad del bebé, es mejor que no duerman juntos.
  • El colchón debe ser firme y parejo. Los colchones de agua o muy blandos pueden ocasionar asfixia si el bebé duerme boca abajo. Por el mismo motivo evite las colchas y edredones de plumas
  • No debe cubrirse la cabeza del bebé.
  • El colchón debe quedar firme en su base, asegúrese que el bebé no pueda caerse de la cama o atascarse entre el colchón y la pared o el colchón y la cabecera.

Recuerde que los colchones Tempur Contour le ofrecen una sensación firme, ideal para el colecho. Para facilitar la lactancia materna, considere también el uso de una base ajustable. Ésta le permitirá programar la posición más cómoda, mientras cuenta con un motor silencioso para no alterará a su bebé.


Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *