OBTENGA GRANDES BENEFICIOS

sueño adolescentes
El sueño en los adolescentes: cómo ayudarlos si no duermen lo suficiente
19/diciembre/2016
hipnoterapia
Hipnoterapia para dormir: una opción para combatir el insomnio
21/diciembre/2016

Narcolepsia: causas, síntomas y tratamiento

narcolepsia

Una de cada mil personas padece narcolepsia, un trastorno neurológico que en México puede ser mal diagnosticado por falta de conocimiento científico, dificultando que la persona pueda acceder a un tratamiento adecuado.

Cuando una persona tiene dificultades para mantenerse despierto se deteriora su cuerpo y su bienestar emocional. Aparece la fatiga, cansancio, la pérdida de la capacidad para concentrarse y la disminución significativa de la sensorialidad.
A consecuencia de esto, muchas personas se ven envueltas en trastornos afectivos y de autoestima, impactando profundamente en su vida social y laboral.

 

¿Qué es la narcolepsia?

Se trata de un trastorno neurológico crónico, es decir, que estará presente de por vida. Este trastorno se debe a que el cerebro no tiene la capacidad de regular normalmente los ciclos de sueño y vigilia.

La narcolepsia causa somnolencia excesiva durante el día, así como ataques de sueño incontrolables y frecuentes. Los deseos de dormir pueden llegar a ser tan intensos que podrían provocar que la persona se quedara dormida repentinamente.

Estos episodios de sueño duran desde unos pocos segundos, hasta algunos minutos. Es solo en casos excepcionales que duran más de una hora.

No es posible saber cuándo un narcoléptico sentirá sueño o se quedará dormido, por lo que este trastorno resulta incapacitante.

 

Síntomas de la narcolepsia

Como se mencionaba anteriormente, la somnolencia diurna extrema es uno de los síntomas característicos de la narcolepsia.

Otro síntoma es la cataplexia o cataplejía, que es una desactivación temporal de las funciones motoras. Ésta no sucede al mismo tiempo que los ataques de sueño, la persona permanece consciente durante los minutos que dura, pero es incapaz de moverse.

El narcoléptico puede estar comiendo, conversando o realizando cualquier actividad, cuando su cabeza cae hacia adelante, sus brazos hacen lo mismo a los costados y las rodillas se doblan. En los casos más intensos pueden caer al suelo y permanecer en este estado por varios minutos.

También se presenta parálisis del sueño, parecido a la cataplexia, pero la sensación de parálisis se da mientras la persona busca quedarse dormida o cuando intenta despertar. En algunos casos pueden estar acompañadas de alucinaciones.

 

Causas de la narcolepsia

No se conoce la causa exacta de la narcolepsia, sin embargo múltiples investigaciones científicas han logrado progresos considerables en la comprensión de este trastorno.

Se cree que está relacionada con la deficiencia en la producción de una proteína llamada hipocretina. Puede ser que el cerebro no logre producir lo suficiente, o que se trate de un descontrol autoinmune, en el que el propio cuerpo ataca y destruye la hormona.

Los estudios señalan que la hipocretina está presente durante los periodos en que se está despierto, es la responsable de no permitir que el sistema cerebral de vigilia se apague inesperadamente.

 

Tratamiento

En principio, para iniciar con un tratamiento es necesario que antes haya un diagnóstico. Esto es particularmente difícil, porque un correcto diagnóstico puede darse hasta 10 o 15 años después de que aparecen los primeros síntomas.

La narcolepsia no tiene cura, por lo que el tratamiento está dirigido únicamente a aliviar o controlar los síntomas. Como se trata de un trastorno crónico, el tratamiento debe administrarse de por vida y será individual, de acuerdo a la severidad y frecuencia de los síntomas que presente.

Para algunos narcolépticos tomar una siesta es suficiente para aliviar los síntomas, pero en muchos casos se requiere de fármacos:

  • Estimulantes del sistema nervioso para combatir la somnolencia
  • Antidepresivos para la cataplexia
  • Tratamientos con inmunoglobulinas, debido al elemento autoinmune de la enfremedad
  • Aportes de hipocretina

Además del tratamiento médico hay algunos cambios conductuales que pueden ayudar en el tratamiento de la narcolepsia:

  • Establecer una rutina de sueño, dormirse y despertarse todos los días a la misma hora.
  • Mejorar la calidad del sueño nocturno para disminuir la somnolencia diurna, se requiere de un buen colchón y almohada.
  • Evitar el alcohol, café y otros estimulantes durante la tarde y noche.
  • Mantener las relaciones sociales para evitar la depresión y aislamiento autoimpuesto, los grupos de apoyo son una buena opción.
  • Planificar siestas durante el día para cuando normalmente llega la sensación de cansancio, pero es importante prevenir lesiones, por lo que se recomienda un cojín para el cuello.

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *