OBTENGA GRANDES BENEFICIOS

Posiciones para dormir durante el embarazo
Julio 25, 2016
5 tips para dormir más rápido
Agosto 2, 2016

Osteoporosis: enfermedad metabólica del hueso

La osteoporosis es la enfermedad más común en personas de edad avanzada y es causante de miles de fracturas al año, lo que conlleva a un alto gasto en servicios de salud. 

La osteoporosis es una enfermedad metabólica del hueso en donde este se vuelve más poroso, con más aire en su interior, aumentando el número y el tamaño de las cavidades o celdillas que existen en su interior. De esta manera los huesos se hacen más frágiles, deteriorando su capacidad de resistencia, a tal grado que un golpe puede ocasionar que se rompa con mayor facilidad.
Las fracturas son, efectivamente, el síntoma y la principal consecuencia de esta enfermedad.

Causas

El riesgo de padecer osteoporosis se determina por el nivel máximo de masa ósea que se obtenga en la edad adulta y el descenso producido por la vejez. La desnutrición, la mala alimentación, el escaso ejercicio físico y la administración de algunos fármacos también pueden favorecer la aparición de la osteoporosis. Sin embargo, la menopausia es uno de los factores que más influye en su desarrollo en las mujeres, ya que la desaparición de la función ovárica provoca un aumento de la resorción ósea.

Síntomas

No hay síntomas en las etapas iniciales de la osteoporosis. Muchas veces, las personas tendrán una fractura antes de saber que padecen la enfermedad.

Puede haber una pérdida de estatura (hasta 6 pulgadas) con el tiempo. Se puede desarrollar una postura encorvada o una afección conocida como joroba de viuda.

Tratamiento

La selección del tratamiento dependerá de las características del paciente. Los fármacos que se emplean en la actualidad para combatir la osteoporosis consiguen detener la resorción ósea y evitar la pérdida del mineral.

Aunque el tratamiento farmacológico es muy importante existen otras medidas encaminadas a corregir deficiencias nutricionales y mejorar el estilo de vida que pueden evitar caídas y minimizar la intensidad del impacto de la enfermedad.

Se recomienda obtener un colchón que provea soporte, que se adapte al contorno del cuerpo, y que además sea muy confortable, preferiblemente que tenga distintas capas que mejoran la adaptabilidad como los colchones Tempur-Pedic Colchones. Otra característica importante sería una tapicería con efecto antiestrés y fabricado a partir de componentes de origen natural para conseguir una máxima relajación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *